Archives

Microplásticos por tierra, mar y aire

La naturaleza no destruye el plástico, solo lo transforma en partículas que viajan con la lluvia, el viento y la nieve. Ya han llegado a zonas vírgenes y al interior de organismos animales. Millones de fragmentos escapan a los filtros de las depuradoras y van al mar.